La decisión fue tomada en reunión del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo del Atlántico debido al aumento en el nivel del río Magdalena y el Canal del Dique.

“El Consejo Departamental de Gestión de Riesgo del Atlántico, tomó la decisión de declarar la alerta amarilla y la alerta naranja, debido a los altos niveles que presentan el río Magdalena y el Canal del Dique, respectivamente”. Así lo manifestó la subsecretaria de Prevención y Atención de Desastres del Atlántico, Candelaria Hernández.

La funcionaria manifestó que “el día miércoles, en horas de la noche, a través de una reunión virtual, el Consejo Departamental tomó la decisión de decretar alerta amarilla y alerta naranja, debido a los informes técnicos presentados por el Ideam, donde también nos alertan que las fuertes lluvias, que, por el fenómeno de la niña, se van a presentar en estos días”.

“Los funcionarios también nos alertan acerca de los altos niveles que viene presentando el Canal del Dique a la altura de los municipios de Manatí y Repelón. Estos municipios se encuentran en calamidad pública, pero debemos estar en monitoreo constante de las riberas; debemos mantener activos los Consejos Municipales de Control de Riesgo, atentos a los cuerpos y organismos de socorro voluntario con la finalidad de atender cualquier situación o emergencia que se puede presentar», agregó Hernández.

Indicó que la medida fue adoptada teniendo en cuenta que el nivel del río Magdalena se encuentra en 7 metros con 62 centímetros en la estación San Pedrito, en el municipio de Suan, siendo la cota máxima de desbordamiento de 9 metros con 20 centímetros.

Candelaria Hernández explicó que la declaratoria se hizo con base en los informes técnicos presentados por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, y Cormagdalena.

Según el informe presentado por el Ideam, los niveles están altos con leve tendencia al ascenso en el Canal del Dique y sus aportantes, por lo que se recomienda especial atención en los municipios de Manatí, Repelón, Sabanalarga (Atlántico) y Mahates, Arroyo Hondo, Pasacaballos, Arjona y María La Baja, en el departamento de Bolívar.

“De acuerdo con el informe presentado por los funcionarios del Ideam, existe una alerta puntual por niveles altos en el Canal del Dique a la altura de los municipios de Manatí, Sabanalarga y Repelón en el Atlántico. Las alcaldías de estos municipios emitieron decreto de calamidad pública el pasado 18 de mayo”, señaló Hernández.

Según los pronósticos del Ideam, las lluvias continuarán hasta el mes de diciembre.

“Seguiremos haciendo los respectivos monitoreos y tomando las medidas necesarias por las fuertes lluvias”, agregó la funcionaria.

Señalar que, con ocasión de la ola invernal 2022, el Consejo Departamental para la Gestión del Riesgo de Desastres, mediante acta No. 003 del 25 de mayo de 2022, emitió concepto favorable para la declaratoria de calamidad pública en el departamento del Atlántico, por término de seis meses prorrogables.

Según el documento, se hace necesario realizar la declaratoria de calamidad pública en el Atlántico con el fin de ejecutar las acciones de respuesta encaminadas a conjurar los efectos sociales y económicos adversos, derivados de la ocurrencia de los eventos naturales que ponen en riesgo la vida y la salud de la población atlanticense.

Sobre este hecho, el alcalde de Santa Lucía, Rehusen Martínez, dijo que se requiere rápidamente del apoyo del Gobierno nacional y que se termine la mega obra que se piensa realizar en el Canal del Dique, que tanto se ha anunciado, pero nada que se ejecuta. “Es que hay que hacerle mantenimiento. Si no se van a hacer las esclusas, entonces tenemos que revisarlo desde el nacimiento en el río Magdalena hasta su desembocadura en la Bahía de Cartagena, pero vamos a ver qué hacemos, porque no se justifica que nosotros cada vez que llueve o cada vez que tenemos un fenómeno como el de la niña, los habitantes del sur del Atlántico tenemos que andar preocupados y dejando de atender otras necesidades por temor a que nos inundemos”.

El alcalde de Manatí, Evaristo Oliveros, reiteró que se requiere del apoyo del Gobierno nacional. “Esta declaratoria de calamidad pública no es la solución, lo que necesitamos es que el Gobierno se apersone de esta crisis, y se realicen las obras de infraestructura que requiere el Canal del Dique para que sea una solución definitiva y no pañitos de agua tibia, cada vez que se presentan las fuertes lluvias”.

Recordar que en el año 2010 siete poblaciones del sur del Atlántico fueron inundadas por el desbordamiento del Canal del Dique y donde salieron damnificadas cerca de 200.000 personas.

 

Compartir