En el barrio Bendición de Dios.

Un adolescente, de 17 años, fue capturado en la madrugada de este sábado tras portar una pistola calibre 7.65 con un proveedor y seis cartuchos para el mismo.

La captura se dio en la carrera 49 con calle 2, invasión Bendición de Dios, en el centro de Barranquillla.

Lo que llamó la atención a la Policía es que el adolescente tenía tatuado en su espalda frases pidiendo protección a Dios y en su residencia hallaron velas e imágenes relacionadas con la santería, al parecer, para pedir que le fuera bien en su actuar delictivo.

Las autoridades indagan si el adolescente ha participado en algunos homicidios en la capital del Atlántico.

Compartir