Luego de un recorrido por algunos puntos críticos después del torrencial aguacero que cayó en la ciudad, el comandante del cuerpo de bomberos, Joel Barrios, hace un llamado a la ciudadanía para que no arrojen las basuras a los canales o cuerpos de agua.

En el recorrido de verificación, los bomberos pudieron constatar que pese a las lluvias, no hubo emergencias que pusieran en peligro la integridad de los ciudadanos.

“Recorrimos el Centro Histórico, donde, debido a la alta marea,  sumada a la lluvia ocasionó inundaciones en varias calles. También inspeccionamos en Rosedal el Centro de Desarrollo Infantil, para verificar que los niños no corrían peligro, al igual hicimos recorrido en Villa Estrella y El Pozón”, precisó Joel Barrios.

El Comandante manifestó que los canales de Matute, y los aledaños a Villa Rosita  y Che María, en el Pozón, fluyeron muy bien como resultado de las intervenciones que adelantó la Secretaría de Infraestructura. Esto evitó inundaciones a los sectores vecinos.

“El gobierno Distrital adelanta acciones para disminuir el impacto de las inundaciones por las  lluvias, pero es urgente que los ciudadanos colaboren no arrojando basuras ni inservibles a los caños que afectan a los barrios ubicados en las zonas bajas”, agregó el comandante.

Compartir