El presidente Iván Duque anunció que junio será clave para continuar reactivando sectores como el comercio y peluquerías

El presidente de la República, Iván Duque, durante el programa «Prevención y Acción» anunció que el aislamiento preventivo obligatorio se extiende una semana más, hasta el 31 de mayo. «Vamos a ganarnos una semana porque en esta estaremos tomando decisiones importantes», dijo.

Además, señaló que la emergencia sanitaria, que iba hasta el 31 de mayo, se ampliará hasta el 31 de agosto. Esta medida difiere de la emergencia económica decretada a principio de mes, y se enfoca, principalmente, en la toma de decisiones en materia de salud.

Precisamente, el 6 de mayo se decretó un segundo periodo de emergencia económica que quedó refrendado en el Decreto 637 de 2020, y ha dado la posibilidad al Gobierno de expedir medidas como, por ejemplo, los subsidios a 40% de la nómina de empresas afectadas en su facturación.

Reactivación gradual del comercio y otros sectores

El Presidente agregó que desde el 1 de junio, «iniciamos una nueva etapa del aislamiento, que requiere más disciplina y tiene la condición de avanzar con regionalización y gradualidad de la mano con los alcaldes y, por supuesto, reconociendo las particularidades de cada territorio, tales como densidad y concentración. La pauta entre el 1 de junio y el 30 de junio es dar un paso importante en gradualidad, en temas como el comercio, donde podamos ir recuperando vida productiva con controles de aforos y protocolos, lo que se va a ir manejando con los alcaldes».

También dijo que en ese periodo se retomarían actividades de servicios profesionales y médicos que no están relacionados con el covid-19, así como el servicio doméstico. «Con aforos daremos pasos hacia bibliotecas y museos, y estamos reiterando que los restaurantes continúen con los domicilios mientras vamos avanzando en protocolos para los pasos subsiguientes. Queremos precisar que las limitaciones en transporte público se mantienen y ninguno podrá operar a más de 35% de su capacidad», aclaró.

Si bien los mandatarios locales serán los que definan los protocolos de reactivación, con base en los lineamientos en el Ministerio de Salud, el Gobierno señaló que los centros comerciales podrían abrir con control de aforo de máximo de 30%, al igual que los museos y bibliotecas. Siempre, respetando el distanciamiento físico.

Así mismo, se da la posibilidad a la reapertura del comercio al por menor, con medidas adicionales que disminuyan el flujo de personas y 30% de aforo, una característica que deberán aplicar las peluquerías y servicios de estética, quienes deberán, además, trabajar bajo citas previas.

Los servicios domésticos podrán entrar en una nueva fase de reactivación, señaló el Gobierno.

Compartir