Tal como el alcalde Jaime Pumarejo prometió a los barranquilleros, la Noche del Río fue una realidad. La edición N°15 de este evento, que se enmarca en el Carnaval de Barranquilla, ratificó que este escenario es la gran vitrina de la música tradicional ribereña en la ciudad; de ahí el compromiso tajante del mandatario distrital por hacerlo prevalecer y contar así quince versiones ininterrumpidas.

En la plaza Mario Santo Domingo, del Parque Cultural del Caribe, cerca de 8000 asistentes disfrutaron de este evento gratuito que rememora y homenajea los sonidos y ritmos que han nacido a la orilla del Magdalena, a la altura de la región Caribe.

“Escuchamos a la gente, al sector cultural, y dijimos que la Noche del Río no podía morir, que debía volver al cauce natural, que es realizarse cada año. Queremos que se preserve la cultura que ha nutrido al Carnaval porque mucha de la música que escuchamos en el Carnaval de Barranquilla viene de aquí. Trabajaremos para que este sentir cultural no se detenga, sino que año a año se fortalezca. Buscamos que nuestras raíces y tradiciones siempre tengan un espacio en el Carnaval y en Barranquilla”, destacó Pumarejo durante su intervención.

Para celebrar sus 15 años, la Noche del Río tuvo como eje central la música del ecosistema natural, cultural y social más importante del país: el río Magdalena, como demostración de que sus aguas están siempre moviéndose, y presentes en nuestra música de tradición. La fauna y la flora que nace a orillas del río, siempre influenciadoras de los cantos de la región, fueron las grandes temáticas de la selección musical, que estuvo a cargo de Ceferina Banquez y sus Cantos Ancestrales, Juventud Alegre, Tamboras Altos del Rosario, Gaiteros de Pueblo Santo, Martina Camargo y su grupo Canto y Tambora, Gumercindo Palencia y su grupo Yakambú, Delcy Gil y Riquezas de San Martín, y Colectro.

Compartir