Por séptima vez la hinchada de Junior se volcó a las calles y al estadio Roberto Meléndez para celebrar la consecución de una estrella. En esta oportunidad fue la conseguida la noche del miércoles 12 de junio en estadio Nemesio Camacho ‘El Campín’ de Bogotá.

Después de las 11:00 de la mañana el equipo llegó al aeropuerto Ernesto Cortissoz procedente de la Capital de la República y desde allí partieron los jugadores en una de las máquinas del Cuerpo de Bomberos de la ciudad, haciendo el recorrido por la Calle 30 hasta empalmar con la Avenida Circunvalar y luego a el Estadio Metropolitano, donde un gran número de hinchas desde las 10:00 de la mañana lo esperaba para celebrar la novena estrella.

El alcalde de Barranquilla, Alejando Char, también se unión a la caravana que salió del aeropuerto hasta el coloso de La Ciudadela 20 de Julio. El mandatario saludo a los hinchas y se mostró feliz por la consecución de la novena estrella en el balompié colombiano.

“Esto nos llena de alegría. Felicitar a los jugadores, al cuerpo técnico, a los directivos y a la hinchada, por este triunfo que consiguieron en Bogotá. Esperamos que se siga con esta racha de triunfos y que se fuercen en los laterales, para ayudar a los que están y necesitamos un hombre que la meta”, dijo el mandatario de los barranquilleros.

Luego subieron a una especie de escenario los jugadores más representativos del club, como Teófilo Gutiérrez, Sebastián Viera, Luis Narváez, José Luis Chunga, entre otros, quienes aprovecharon para saludar al público.

Sebastián Viera luego de bailar champeta aprovechó para decir: “junioristas gracias por todos, confíen en nosotros. El próximo semestre los queremos ver a todos acá”.

 

Teófilo Gutiérrez y Luis Narváez aprovecharon también para echarse un pase de chapeta. El público los vitoreó y ellos también los saludaron.

 

Teófilo nos dijo que “me siento muy feliz por todo esto que hemos logrado con Junior. Tenemos un buen grupo con el que hemos conseguido grandes cosas. Cuando llegué dije que venía para ser campeón y gracias a Dios se ha conseguido y esperemos que con la ayuda de Él podamos conseguir más”.

 

Cuando le preguntamos sobre el mensaje que le mandaba a Carlos Bacca era para que se viniera pronto, el nativo del barrio La Chinita, respondió: “Acá lo esperamos. Queremos que consiga sus objetivos y llegue cuando el tiempo lo diga, pero acá lo estamos esperando”.

 

Los festejos seguirán por estos días en la ciudad. Que está a la espera del monumento que un empresario le prometió al técnico Julio Comesaña si quedaba campeón. “Ya el sitio está, será en la rotonda de la Avenida Las Torres. Y además de la estatua de nuestro técnico, también habrá un lugar para poner las estrellas de Junior, las que lleva ahora y las que vendrán”, aseguró Christian Daes, el empresario que prometió la efigie para el colombo-uruguayo.

 

Junior entra en descanso hasta el 24 de junio, cuando regresa a entrenamientos, pensando en el próximo torneo, donde espera repetir el título.

Compartir