Luego de cumplir exitosamente con el periodo de adaptación a la vida naval y militar, con sacrificio, entrega y disciplina, 152 jóvenes colombianos, procedentes de diferentes regiones del país, juraron bandera y recibieron las armas del Estado en una solemne ceremonia militar en la Plaza de Armas del Batallón Naval de Grumetes de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”.

En el acto presidido por el señor Contralmirante Ernesto Espinosa Torres, Director de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla”; los Grumetes, reafirmaron su compromiso, servicio y lealtad a la Patria, marcando su inicio de una nueva etapa para formarse como Suboficiales Navales.

Los futuros héroes, pertenecientes al Contingente Naval de Grumetes Regulares No. 155 y Tecnólogos No. 010, prometieron bajo la gravedad del juramento ante Dios y la Patria, utilizar las armas para la defensa y seguridad de la Nación, ofrendando incluso sus vidas en el cumplimiento de la misión, para preservar la democracia, la libertad y el orden constitucional.

De este modo, el Alma Mater de la Suboficialidad Naval de Colombia continúa comprometida con la formación integral de estos futuros hombres de mar, quienes serán entregados al servicio de la Patria con una excelente formación académica, naval y militar basada en sólidos principios y valores.

Así mismo, durante la ceremonia fue impuesta la medalla de servicios distinguidos de la Escuela Naval de Suboficiales ARC “Barranquilla” a un personal de oficiales, suboficiales y personal civil por su entrega y compromiso en beneficio excepcional para la Escuela Naval.

La Escuela Naval de Suboficiales ha sido semillero de hombres y mujeres de mar, en cumplimiento de su misión de capacitar al Suboficial Naval para que tripule las unidades de superficie, submarinas, terrestres y aéreas de la Armada de Colombia, con el objetivo de contribuir con el desarrollo del poder marítimo y fluvial y la protección de los derechos de la Nación.

 

Compartir