Los mejores puntajes en la prueba Saber 11 en el Atlántico, recibieron reconocimientos y oportunidades de crecimiento por parte de la Fundación Finsocial; el CEO de Finsocial, Santiago Botero y la gobernación.

El esfuerzo y la disciplina son la clave para alcanzar las metas. Así lo han demostrado los jóvenes atlanticenses y estudiantes de distintas instituciones educativas del departamento, que hoy enaltecen a todo el Atlántico tras obtener los mejores puntajes en la prueba Saber 11, realizada en noviembre del 2020.

A 15 de ellos, se les entregó, por parte de la Fundación Finsocial y la gobernación del Atlántico, un bono equivalente a un computador portátil, durante un evento que tuvo lugar este lunes y que contó con la asistencia del CEO de Finsocial, Santiago Botero; la gobernadora del departamento, Elsa Noguera; la directora de la Fundación Finsocial, María Claudia García; la secretaria de Educación del Atlántico, Catalina Ucross, entre otros.

Botero aseguró además, que a estos alumnos promesa se les brindará la oportunidad de vincularse en un futuro a alguna de sus nueve empresas con alto reconocimiento a nivel regional y nacional.

“Varias veces, estando en esa silla, se me salían las lágrimas de ver el esfuerzo que hacen todas las personas para triunfar. Los felicito”, destacó Santiago, y agregó: “Sean excelentes. Todos cuentan con nosotros. Les podemos dar trabajo”.

Por su parte, Noguera destacó el rol que cumplen los padres de familia en el crecimiento profesional y personal de todos los jóvenes: “Nos tienen emocionados, llenos de orgullo, con el corazón grande y sobre todo, ilusionados con lo que puede ocurrir en el Atlántico. Agradezco a los padres de familia. Cuando uno tiene padres amorosos, puede conquistar el mundo”.

Un apoyo especial

Cabe destacar que los estímulos por parte de la Fundación Finsocial y del CEO de Finsocial, fueron más allá. A Miguel Ángel Madroñero, estudiante de la Institución Educativa de Sibarco, en Baranoa, y quien obtuvo un puntaje de 472, sobre 500, se le hará entrega, por un plazo inicial de seis meses, de un salario mínimo mensual para que pueda cubrir todos sus gastos en esta nueva etapa universitaria que está ad portas de iniciar.

“Nosotros queremos ir un poco más allá de dar un computador. A Miguel le vamos a dar un salario mínimo mensual. Inicialmente por seis meses, pero con posibilidad de expandir el plazo, dependiendo de sus resultados. Porque sabemos que para ellos es difícil, sobre todo ahora que se van a trasladar a otras partes o sus padres están pasando una situación compleja”, aseguró Botero.

Con esto, desde Finsocial no solo se busca invitar a los estudiantes a ser cada vez mejores, sino también, destacar las capacidades atlanticenses, pues estos alumnos, sin duda alguna, son la muestra de que el Atlántico es un departamento cargado de talentos.

Compartir