Tras perder el invicto en la Copa Libertadores.

El entrenador español Miguel Ángel Ramírez aceptó el resultado 4-1 de su Independiente del Valle ante Junior, en un duelo donde perdieron el invicto en la Copa Libertadores.

“Seguramente no habernos manejado mejor con el resultado a favor. Tuvimos chances claras que no terminamos de aprovechar. Estabamos cediendo mucho espacio a nuestra espalda queriendo ganar y eso nos castigó”, dijo.

Además, señaló que los cambios no fueron tan efectivos como se esperaban.

“Quisimos tener más frescura en el ataque porque no estábamos llegando tanto. No terminamos de encontrar ventaja. Ellos son fuertes”, expresó.

Finalmente, dijo que Junior fue un justo ganador, aunque opinó que  hicieron mérito para perder por menos diferencia.

“Yo sí creo que es justo, ellos aprovecharon. Hicimos mérito en la primera parte para ir ganando por más, creo que cumplimos”, cerró.

Compartir