El jugador fue presentado este domingo ante más de 30.000 hinchas que llegaron desde todos los rincones del Atlántico.

La novela de Juan Fernando Quintero que tuvo varios capítulos previos antes de la firma de su contrato, parece que va a tener un final feliz. Este domingo se “rodó” “otra escena” , la presentación, ante los medios de comunicación y afición en el Estadio Metropolitano Roberto Meléndez, al que asistieron cerca de 40.000 personas, recordando aquellos tiempos de la ‘Juniormanía’.

 Las personas empezaron a llegar desde tempranas horas de la mañana, los que llegaron antes por la parte occidental lograron ingresar al parqueadero, los demás tuvieron que esperar hasta la 1:00 de la tarde para poder acceder. Los que estaban en los accesos para las otras tribunas debieron esperar bajo la canícula que a esa hora caí sobre Barranquilla.

Recibiendo la camiseta del Junior de Barranquilla con el número 10. Foto: Jesús Rico

 Pero entonces vino una escena más en este capítulo: el ingreso a las gradas. El daba para las tribunas alta y baja del costado occidental se atiborró de personas que querían ingresar por encima de las otras. La Policía supo controlar la situación y por fin lograron ingresar y ganarse el mejor puesto para ver al nuevo ídolo de la afición rojiblanca.

 Otra escena que vivió fue el contacto del jugador con los medios de comunicación. Los periodistas fueron citados también a la 1:00 de la tarde. No hubo problemas para acceder al estadio y a la sala de prensa. Claro que no faltó el que llegó retasado y quería ganarse un puesto para preguntar, grabar o hacer las gráficas de rigor.

 Juan Fernando Quintero llegó acompañado del máximo dirigente de Junior: Fuad Char Abdala. Los dos ingresaron a la sala de prensa y empezaron a escucharse las obturaciones de las cámaras y las cámaras digitales grababan el momento.

 El que primero habló fue Fuad Char, el máximo dirigente del elenco rojiblanco, quien dijo que se finiquitó su llegada porque Junior no compró los derechos federativos del jugador y se acordó, que llegaba al club por un año. “Y con la posibilidad de que se pueda extender… también porque esta es la ‘Casa de la Selección’ y Juan Fernando espera estar en la Selección y clasificar a Colombia al mundial de 2026”.

Juan Fernando Quintero fue presentado como nuevo jugador de Junior de Barranquilla.
Foto: Jesús Rico

Juanfer Quintero agradeció a los dirigentes de Junior y también a los aficionados. A los primeros por contratarlo y a los segundos por el cariño y recibimiento que le han brindado desde el momento en que se habló de la posibilidad de su llegada al club tiburón.

 “Gracias por el recibimiento. Yo sólo espero poder retribuir con mi fútbol ese cariño que me han brindado·, dijo y agregó. Esperemos que con todas las estrellas que hay acá podamos lograr cosas importantes para Junior. De mi parte tendrán toda la entrega y con mi fútbol podamos lograrlas”.

 Y la otra escena de este capítulo se vivió a la hora de la presentación con los hinchas. El jugador fue ovacionado apenas ingresó a la cancha. Cuando quiso decir unas palabras fue apagado por el ensordecedor canto: “oh eh oh he Juanfer, Juanfer”. El futbolista antioqueño ratificó lo dicho ante los medios de comunicación: “gracias por el apoyo y espero darles muchas alegrías a ustedes, a los directivos y a toda la hinchada de Junior”.Esta escena tuvo un momento sentimental, cuando Luis ‘Cariaco’ González subió a la tribuna para entregarle la camiseta número 10 a Juan Fernando Quintero. El venezolano ahora lucirá la número 7.

Después de esto el jugador lanzó varios balones a las diferentes gradas del estadio Roberto Meléndez, que solo tuvo algunos claros en la tribuna oriental, la vez porque en ese costado el sol de la tarde cae con mucha fuerza. Después cada uno para su casa.

Quintero, demostrando a la afición barranquillera que muchos goles llegarán con la derecha. Foto: Jesús Rico

El otro capítulo que se espera de esta ‘Juanfer’ novela está por verse. Se espera que el jugador se ponga a punto con sus compañeros y pueda demostrar las condiciones que se le conocen y contribuya con su fútbol a conseguir la décima estrella para Junior.

Solo se espera que esta ‘Juanfer’ novela tenga un final feliz. Que tanto el protagonista, que es el jugador, y la novia, a quien llamaremos la afición, terminen agarrados de las manos, pero felices por los logros alcanzados en este 2023. Y como escenario para la ‘Luna de Miel’. un estadio lleno hasta las banderas, como cuando se vivió la ‘Juniormanía’ en otros tiempos en Barranquilla.

Compartir