En el desarrollo de operaciones fluviales de control y vigilancia, la Armada de Colombia incautó 8.3 metros cúbicos de madera que habrían sido extraídas de forma ilegal en diferentes regiones de la Amazonía colombiana.

Unidades de la Fuerza Naval del Sur, pertenecientes al Batallón Fluvial de Infantería de Marina No. 31, en Cartagena del Chairá – Caquetá, incautaron 7.75 metros cúbicos de madera; de igual forma, el Batallón Fluvial de Infantería de Marina No. 30, en Puerto Leguízamo – Putumayo, incautó 0.55 metros cúbicos de madera.

En los dos casos la madera era transportada sin los respectivos salvoconductos y licencias ambientales para su aprovechamiento y transporte. El material incautado fue puesto a disposición de Corpoamazonía.

Durante los años recientes la Amazonía colombiana se ha visto afectada por las organizaciones criminales que realizan actividades indiscriminadas de deforestación afectando el ecosistema y los recursos naturales, sin tener en cuenta las regulaciones ambientales para la preservación del ecosistema amazónico, esto causa daños irreparables al medioambiente local, afectando de forma directa la flora y fauna endémica de la región y las comunidades asentadas en esta región del país.

La Armada de Colombia ratifica su compromiso con la conservación del medioambiente, y en el macro de la operación Artemisa, continuará desarrollando operaciones de vigilancia y control sobre las arterias fluviales de la Amazonía colombiana para negar este espacio a los grupos criminales, a la vez que invita a la comunidad a denunciar a las organizaciones ilegales al servicio del tráfico ilegal de flora y fauna que causan daños irreparables al ecosistema amazónico.

 

Compartir