Tras cumplir su compromiso de presidir la fiesta más grande de Colombia, La Reina del Carnaval de Barranquilla 2020, Isabella Chams Vega, recibió la imposición de la ceniza este miércoles en la Iglesia Nuestra Señora de Torcoroma.

En medio de la eucaristía, Isabella agradeció por terminar un periodo de 6 meses en el que fue vocera del Carnaval de la gente y para la gente, llegando a los corazones de los barranquilleros y extranjeros que vinieron a conocer la fiesta. Reconoció el excelente comportamiento de los carnavaleros, el acompañamiento permanente de Carnaval S.A.S. y la importancia de los hacedores para la proyección y permanencia de la fiesta.

“Estoy muy feliz y satisfecha con este papel que hice en el carnaval y por supuesto quiero agradecerle a todos ustedes por todo el amor, por todo el cariño, por todo el apoyo. Realmente vivimos el Carnaval de la gente”.

En su balance resaltó, además, el legado que le deja a Barranquilla con los homenajes durante su reinado

En medio de la misa, el sacerdote Jorge Castro, invitó a los feligreses “a gozar durante la cuaresma de un nuevo proceso, teniendo una actitud de conversión real y sincera desde el interior del ser para restablecer la relación con Dios, con los hermanos y con uno mismo, más allá de solo ponerse la cruz de ceniza como un símbolo externo de espiritualidad”.

También resaltó que “se debe ser humilde al momento de ayudar, entendiéndolo como un acto que no debe ser publicado, sino que nazca del interior del ser por el don de servicio y no para ser reconocido públicamente”.

Compartir