Iván Duque Márquez, candidato presidencial por el Centro Democrático, se mostró dispuesto a asistir a un debate con su rival Gustavo Petro que sea televisado, en respuesta a algunos sectores de la opinión pública y del mismo candidato de la Colombia Humana que lo señalan de haber cancelado su asistencia a eventos de este tipo.

Duque dio a entender que ha sido imposible cuadrar las agendas con el petrismo y los medios de comunicación, entre otros motivos por los cuales ese debate no se ha realizado.

“No ha habido acuerdos. Ya se fueron dos semanas. Estoy listo para confrontar ideas con quien sea”, dijo.

Rechazó los rumores que apuntan a un supuesto temor a Petro como uno de los supuestos motivos para no aceptar debates televisados.

“Aquí nunca se le ha tenido miedo a los debates. El país me ha conocido en todos los debates. Fui a todos los debates gremiales durante año y medio y fui a todos los debates de la primera vuelta. Es más, fui a más debates televisados que el otro candidato. Sigo abierto a la confrontación respetuosa de idea”, sostuvo.

Además, aseguró que no llegaría empeñado a la Casa de Nariño con personas que le estarían brindando apoyo a cambio de favores burocráticos, y se declaró autónomo para conformar un eventual equipo de gobierno.

“Estoy comprometido con la derrota de la corrupción. Por eso no me da pena decir que no tengo compromisos de puestos ni cargos ni de ministerios con nadie. Vamos a buscar un gabinete independiente que represente la diversidad regional”, dijo. Para Duque, esto serviría como plataforma de lanzamiento para “empoderar al ciudadano y hacer que denuncie la corrupción”, aplicar la extinción de dominio y eliminar la casa por cárcel para corruptos, acabar con la mermelada, entre otros objetivos.

Duque pidió al Consejo Nacional Electoral (CNE) que “se pronuncie a la mayor brevedad” sobre las denuncias hechas por Gustavo Petro relacionadas con presuntos fraudes electorales.

También se comprometió con impulsar la APP del río Magdalena como uno de los dinamizadores de la economía colombiana. “Para mí, navegabilidad significa competitivad. Una unidad de carga de transporte fluvial puede significar 500 toneladas versus 50 toneladas de transporte férreo o 30 por carretera”, explicó para referirse a las diferencias de costos a la hora de mover cargas por el río frente a las otras modalidades tradicionales.

Ratificó su apuesta por el turismo “como el nuevo petróleo de Colombia”, en el cual jugará un papel muy importante el Caribe.

En cuanto a educación, dijo que asegurará una adecuada alimentación para los estudiantes más pobres y promoverá el bachillerato con doble titulación de la mano del Sena y la empresa privada.

Compartir