De caras a un país que avanza por la senda de la  paz territorial y la reconciliación, se realizó este miércoles el foro Carmen de Bolívar, transformación del campo como motor del postconflicto,  en el que participan representantes de diferentes sectores del orden nacional y regional.

Este espacio ha estado liderado por el gobernador de Bolívar, Dumek Turbay, y ha contado con la asistencia de importantes panelistas como Rodrigo Pardo, editor de la Revista Semana; Ricardo Sabogal Urrego, director de la Unidad Nacional de Restitución de Tierras; Diana Escobar Arango, presidente de la Agencia de Renovación de los Territorios y de representantes campesinos como Gil Alberto García López.

Durante el desarrollo de este escenario los asistentes hicieron un poco de memoria acerca de cómo durante la guerra del pasado, a los  Montes de María se le rompió ese vínculo de los habitantes tenían con la tierra, pero que a pesar de ello, hoy esta región sigue avanzando como un territorio de gente  pujante, de cultivadores de algodón, tabaco y café. Una región que ha empezado a ser con lo que tanto se dio a conocer en un pasado.

“Hoy le propongo a Colombia que los Montes de María sea el espejo donde se vea nuestro país, como un territorio que superó la guerra y que hoy reverdece como una región pujante, de caras al desarrollo”, señaló Dumek Turbay durante el foro.

Cabe decir, que uno de los temas centrales de discusión fue acerca de cómo aprovechar las potencialidades del territorio montemariano para el desarrollo del campo desde un enfoque de paz territorial, en consonancia con las necesidades de los habitantes montemarianos. Sobre todo, tratándose de una región que vivió la indiferencia por parte del estado.

“Ojalá que estos foros se sigan realizando con mayor frecuencia, me alegra enormemente que me hayan invitado porque los campesinos en el campo vivimos aislados muchas veces. Esto me permite conocer y decir lo que pienso sobre las políticas públicas que inciden en el desarrollo del campo”, expresó Gil Alberto García López, representante de los agricultores.

La región de los Montes de María dejó en un pasado un saldo de más de 360 mil víctimas a causa del conflicto armado, pero aun así, se pudo evidenciar durante este encuentro de hoy, el interés que toda la comunidad montemariana tiene por avanzar a partir de las transformaciones sustanciales que desde el campo y el territorio mismo se vienen  ejecutando con el gobierno departamental.

Turbay Paz se refirió a los 4 aspectos que tanto le hicieron daño a esta región durante un pasado, como: el abandono del estado, la corrupción, la violencia entre grupos armados y la indiferencia. Pero a la vez, resaltó ese salto tan importante que el país ha dado en cuanto a la paz. Esa gran apuesta de abandonar por completo la guerra.

Por su parte, Rodrigo Pardo manifestó al final de la jornada “el propósito es reflexionar por el momento histórico que vive el país y de mirar las oportunidades de los Montes de María para volver a recuperar todas las oportunidades de producción y bienestar para su gente, gracias a la finalización de la guerra”, concluyó.

Compartir