Nuevamente la Batalla de Flores se convierte en el espectáculo que pone la nota alta en el inicio del carnaval de Barranquilla y en esta oportunidad los cerca de 9.000 hacedores del Carnaval no se quedaron atrás, al rendirle tributo a las fiestas de Colombia y el mundo.

Fueron 16 carrozas y 22 carros musicales, con orquestas en vivo; 80 grupos folclóricos y más de 200 disfraces los que desfilaron por los 3.5 kilómetro del Cumbiódromo, que estuvo abarrotado de personas a lo largo del recorrido. Ya son 117 años de tradición los que se vivivo en este desfile que cada año convoca a más espectadores de todos los rincones del planeta.

El desfile arrancó con un bloque de cultura ciudadana, de los que hacieron parte, la comparsa de los Escobitas de Triple A y el carro de Olímpica Stereo. Seguidamente el bloque de autoridades con el carro de bomberos y las fuerzas militares, el Ejercito con sus abanderados y banda musical; la Base Naval con bandera tricolor, su comparsa La Tromba Marina y la policía con motorizados y carabineros.

En el tercer bloque tuvo como actor principal a la Banda de Baranoa, que tuvo 400 integrantes, los que le rindieron un homenaje al disfraz colectivo el ‘Burro Corcoveón’, del corregimiento de Pital de Megua y que es muy tradicional de ese municipio.

La primera carroza en escena la tuvo el desfile del Rey Momo Alcides Romero, quien luego de hacer su recorrido por la Vía 40, empalmó con su desfile en la Calle 17. Estuvo acompañado de sus Cumbiamberitos de Buenos Aires.

Detrás del Rey Momo hicieron su aparición las Casas Distritales de Cultura, proyecto bandera de la Alcaldía de Barranquilla, que incluyó bailarines, abanderados y la Banda Distrital, para dar paso a las cumbiambas líderes de la tradición. Y el desfile que combina carrozas, comparsas, danzas, carros musicales con orquestas y disfraces.

Hay que anotar que por primera vez el Ministerio de Cultura y el Gobierno Nacional, tuvo una carroza en homenaje al Barrio Abajo, haciendo un tributo a la cultura popular barranquillera, y junto Sayco, rindieron un homenaje a la música colombiana, como parte de una alianza de Carnaval de Barranquilla para la protección de los derechos de sus compositores.

La Danza de los Micos y Micas de Vicente Pérez vuelvieron después de 10 años a la Batalla de Flores por el apoyo del grupo Los Gorilas, que adoptó a esta danza patrimonial y acompañaron su preparación para su regrese a este desfile.

Así mismo, participaron las 16 empresas colombianas que han apoyado a 9.000 hacedores del Carnaval de 80 grupos folclóricos ganadores de Congo de Oro, que participaron en este desfile, a través del proyecto ‘Apoyo al Folclor’ de Carnaval de Barranquilla, que vincula la empresa privada a través de su Responsabilidad Social Empresarial tal como lo establece el PES en su línea de sostenibilidad social y viabilidad económica de la Fiesta.

Compartir