Como parte de los compromisos de la administración del alcalde Sergio Londoño Zurek de preservar la salud de los cartageneros, el Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis, intervino 10 droguerías, de las cuales 7 no cumplían con las normas exigidas por ley para prestar este servicio y se les suspendió la actividad.

En los operativos de control y vigilancia permanentes que desarrolla el Dadis, se pudo constatar que estos negocios  ubicados en los barrios Bicentenario y Villas de Aranjuez violaban las normas exigidas para el expendio y distribución de medicamentos.

“En los operativos simultáneos de inspección, vigilancia y control de medicamentos se intervinieron 10 droguerías, a 7 de las cuales se les aplicó medida sanitaria de Suspensión de Actividades, principalmente por tener dimensiones no acordes con el volumen de actividades, número y tipo de procesos generales del servicio farmacéutico que en estas se desarrollaban, por no contar con aire acondicionado que garantizara las condiciones de temperatura y humedad dadas por el fabricante en su empaque y aquellas que si contaban con este equipo, los aires no estaban funcionando o  en estas no se registraban los parámetros de temperatura y humedad ni registraban todos los procesos del servicio farmacéutico, en especial el de recepción técnica”, dijo Gustavo Orozco Lorduy, líder del programa de Vigilancia y Control de Alimentos y Medicamentos del Dadis.

Las droguerías  en las que se aplicó la medida de suspensión de actividades para la venta de productos farmacéuticos fueron: ‘Bicentenario’, ‘Nueva Delia’, ‘Profarma’, ‘FarmaTodo’ y ‘Farma Éxito’, que funcionaban en el barrio Bicentenario.

En igual actividad desarrollada por los técnicos del Dadis en el barrio  Villas de Aranjuez, se les aplicó la medida a los negocios ‘Sanax Express’ y ‘B y B’, mientras que en  Flor del Campo, no se aplicó medida sanitaria a ninguna droguería ya que la visitada  en este barrio cumplía con todas las normas y requisitos exigidos para su funcionamiento.

“Este es un trabajo permanente  porque se trata de medicamentos, se trata de la salud de los cartageneros y por eso se hacen las intervenciones de manera permanente para evitar que se ponga en riesgo la salud, la integridad y la vida de las personas”, dijo la directora del Dadis, Adriana Meza Yepes.

“Los resultados siempre son contundentes, porque en la mayoría de los casos en las droguerías que funcionan en las zonas periféricas se encuentran muchas veces  medicamentos con fecha de vencimiento expirada o manipulados y en algunos casos hasta fraudulentos, con lo cual se pone en mucho riesgo a las personas que los consuman”, dijo la funcionaria.

Sobre el operativo desarrollado en los tres barrios de la zona Sur Oriental en las droguería ‘B y B’ y en ‘FarmaTodo’ se decomisaron medicamentos vencidos y algunos  marcados  de Uso Institucional, lo cual es muy grave ya que son productos que perdieron su efectividad y los de uso institucional está prohibida su venta, dijo Gustavo Orozco Lorduy.

El Dadis hizo  un llamado a la comunidad para que se abstenga de comprar medicamentos q declaren en el empaque o caja la leyenda «USO INSTITUCIONAL», y de igual forma que al comprar su producto revisen antes de salir de las droguerías que el medicamento adquirido se encuentre dentro de la fecha de vencimiento y que el establecimiento cuente con buenas condiciones de temperatura para la conservación de Medicamentos, a fin de evitar afectaciones a su salud.

Compartir