Aún sin estar culminada la obra, los trabajos de canalización ejecutados por la Gobernación del Atlántico en el Arroyo Grande han pasado la prueba de la naturaleza durante la actual época invernal. Hoy quedó en el pasado el peligro que representaba su creciente para los habitantes del corregimiento de San José de Saco, en Juan de Acosta.

En su canalización, la Gobernación del Atlántico invierte $16.444 millones en un novedoso sistema de construcción que utiliza tecnología de geotextiles y mallas biaxiales que permite conducir y drenar las aguas de forma natural, además de ser una técnica más económica frente a los canales en concreto rígido.

Son 1.400 metros de canalización completa del Arroyo Grande y sus dos poderosos afluentes, los arroyos Piojó y Totumito. Hace 12 años, recuerdan los moradores del corregimiento, al desbordarse causó una gran inundación y el daño de cerca de 45 viviendas.

“Esta obra la anhelábamos porque antes nos tocaba correr cuando llovía para evitar que las aguas nos dañaran todo. En una inundación el arroyo me dañó el baño, destruyó la cocina y me quedé sin mitad del patio. Ahora estamos tranquilos porque eso es cosa ya del pasado con la canalización”, destacó Astrid Arteta, habitante de San José de Saco.

Durante su reciente visita a las obras, que avanzan en 85 %, el gobernador Eduardo Verano destacó la forma cómo con la novedosa tecnología usada se logra una solución ambiental y rápida.

“La zozobra de nuestra gente en San José de Saco ante el peligro de este gran arroyo ha quedado atrás, hoy ya hemos visto que la canalización funciona bien y en pocas semanas estará culminada esta gran obra de ingeniería, técnica que también estamos utilizando en canalizar el arroyo Sabana en Santa Cruz, corregimiento de Luruaco”, dijo el mandatario.

Frank Carvallo, director de la obra, indicó que la técnica de construcción es un sistema combinado de gaviones tradicionales con recubrimiento y capas de geotextiles (geocolchón), que facilita el correr de las aguas.

“En el fondo del canal usamos mallas biaxiales geosintéticas, con recubrimiento de piedras para crear una superficie flexible que se ajusta a las necesidades del terreno. En los muros utilizamos un reforzamiento especial con gaviones y capas con geotextiles sintéticos tejidos, para soportar la inclemencia del cauce del arroyo”, dijo.

El ingeniero resaltó que al finalizar se protegerán los muros con un manto de control de erosión donde se sembrará vegetación, entregando además una solución ambiental con corredores ecológicos para que las personas hagan caminatas y se impulse el turismo de naturaleza.

El subsecretario para la Gestión del Riesgo de Desastre del Atlántico, Edinson Palma Jiménez, comentó que los habitantes de San José de Saco no ocultan su satisfacción por el trabajo hecho y ya pueden dormir tranquilos.

“El riesgo que representaba el Arroyo Grande para los habitantes de San José de Saco ya no existe, ahora se respira tranquilidad y es una realidad la promesa hecha por el gobernador al inicio de su administración. Las fuertes lluvias actuales han probado la eficacia de las obras”, anotó el funcionario.

El alcalde de Juan de Acosta, Iván Vargas, enfatizó también en la seguridad que ya tienen los pobladores de SanJosé de Saco.

“La preocupación de la gente ha quedado atrás, estamos muy contentos de ver esta obra que es un ejemplo de cómo sí se pueden hacer grandes proyectos en nuestros municipios, con tecnología de última generación. Proyectamos que al terminar podamos avanzar en la construcción de un parque lineal junto a la canalización que sea un atractivo turístico y genere desarrollo al corregimiento”, comentó.

Gustavo Villa, veedor comunitario de las obras, agradeció el gobernador Verano el cumplimiento de su promesa hecha al inicio de su administración de canalizar este peligroso arroyo y el impulso al progreso que esto significa para su pueblo.

“El beneficio no solo ha sido al acabar con el riesgo de inundación, sino que con la obra se ha dado trabajo a muchísimas personas del corregimiento, quienes incluso han sido llevados a laborar en otros proyectos fuera deldepartamento. Además, tendremos un parque ecológico para el esparcimiento y hará posible poder explotar turísticamente este malecón ecológico que tendremos”, finalizó.

Los trabajos de canalización de Arroyo Grande hacen parte de las 400 obras que impulsa el gobernador Eduardo Verano, como parte de la materialización del Plan de Desarrollo ‘Atlántico Líder’ 2016-2019.

Compartir