Una “Rosa” interpretada magistralmente por Carlos Vives, acompañado por los Gaiteros de Pueblo Santo, uno de las ocho agrupaciones en escena, fue uno de los momentos más aplaudidos en la celebración de los 15 años de la Noche del Río. Al escenario llegaron portadores de la tradición riana con atarrayas, gajos de plátano e hilos de pescar, representando la riqueza de su vida cotidiana en cada verso y en cada baile cantado. Cerca de 10 mil personas vibraron en la Plaza Mario Santo Domingo del Parque Cultural del Caribe, mientras que cerca 30 mil más lo hicieron con la transmisión vía streaming.

La noche inició con la presencia del Alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, quién reiteró su respaldo al evento y expresó que  “habrá Noche del Río, no solo en el 2020, sino en muchos años que vienen”, algo que los asistentes supieron agradecer con fuertes aplausos.

Un momento sorpresivo y emotivo llegó con el reconocido artista Carlos Vives, quien sin ser previamente anunciado llegó al escenario de La Noche del Río para exaltar la música tradicional con el tema “Rosa”, del maestro Magín Díaz acompañado por Gaiteros de Pueblo Santo. Un marco musical perfecto para hacerle un homenaje al desaparecido investigador Alberto Abello Vives, uno de los gestores del Museo del Caribe. Verseando sobre esta canción manifestó: “Mi primo vives fue un impulsor de esta Noche”, lo que concluyó diciendo: “Hoy rindo un homenaje a primo que está en cielo porque él fue uno de los que trabajó para que La Noche del Río fuera una realidad y estoy muy orgulloso de ello”.  

El retumbar de Tambora de Altos del Rosario fue tan enérgico que bastó un par de segundos para poner a bailar a los asistentes al ritmo de berroche, guacherna, chandé y tambora-tambora.

Seguido, Juventud  Alegre de San Juan de Urabá, quienes por primera vez se presentaron en La Noche del Río, recrearon la pesca, el trabajo en el campo y la siembra al ritmo del tambor alegre y el llamador. De su repertorio musical surgieron canciones como “Guacamayo prieto” alusiva la fauna del río.

Con la agrupación Riquezas de San Martín, la cantadora Delcy Gil retomó su presencia a los escenarios de la música tradicional, después de varios años de ausencia. Muy emocionada rindió un homenaje a su cultura anfibia y agradeció a Barranquilla por espacios como este.

Gumercindo Palencia entró a escena para cantar y a eso se dedicó, le dio una fuerza especial al escenario con canciones como “Patoyuyo”, “El Gallo con la Gallina” y clásicos como “la Pava Echá”.

Acercándose a la parte final del concierto dos grandes cantadoras de tradición posaron sus pies sobre el escenario. Ceferina Banquez con sus cantos ancestrales de Guamanga mostró su versatilidad como cantautora con el bullerengue sentao, son de negro y fandango. Martina Camargo, por su parte, llevó la bandera sobre el cuidado de la naturaleza muy en alto con notas de tradición que hizo mucha resonancia en el público.

Colectro cerró la gran Noche del Río con mucha potencia a través de mezclas con Jalao, son de negro, soukus, joe son, funk y electrónica. Al mismo tiempo ofrecieron un adelanto de los nuevos temas que formarán parte de su próximo trabajo discográfico.

La Noche del Río es un evento organizado por el Parque Cultural del Caribe, un proyecto apoyado por el Ministerio de Cultura – Programa Nacional de Concertación Cultural, Alcaldía Distrital de Barranquilla, Gobernación del Atlántico a través del Portafolio de Estímulos Carnaval del Atlántico 2020 ¡Dónde todo comenzó!Triple A, Gecelca S.A. E.S.P., Expreso Brasilia S.A. y Hotel Ribai.

 

Compartir