En video: Capturado reconocido fletero que robó dinero y un celular a un ciudadano en el barrio San José

0
177

La Policía informó que cuenta con 18 anotaciones por diferentes delitos. Gozaba de detención domiciliaria.

Un sujeto considerado el ‘campeón’ de las anotaciones judiciales, pues cuenta con 18 anotaciones o registros por diferentes delitos que hablan de la ‘dinámica’ de su actividad delictiva, una vez más cayó en poder de la Policía, y de nuevo en plena acción criminal.

Pero esta vez no le fue como las otras veces, pues antes de ser capturado por una patrulla policial la gente le aplicó el escarmiento ciudadano de moda en estos casos: la ‘paloterapia’.

Consistió en que tomando la justicia por su propia mano, vecinos del sector le dieron tremenda golpiza que seguramente no olvidará, y que tal vez lo ponga a pensar para seguir en sus andadas.

El sujeto de marras fue identificado como Norberto Jesús Orozco Pertuz, de 39 años, capturado en la calle 40 con carrera 18, barrio San José.

De acuerdo con el reporte policial el delincuente cayó en poder de las autoridades al atardecer de este sábado, cuando había propinado un golpe más, y se creía ‘coronado’.

Provisto de un arma de fuego abordó a un transeúnte en la
calle 36 con carrera 20, y lo despojó de un millón de pesos en efectivo y un celular de alta gama avaluado en dos millones.

Creyendo que había ‘coronado’ el hombre intentó huir, pero en ese momento la comunidad se le vino encima, lo rodearon y comenzaron a golpearlo hasta que hizo presencia la patrulla del cuadrante.

Los uniformados lo pusieron a salvo de lo que iba camino en ser un linchamiento.

A Orozco Pertuz, a quien comenzaron a llamar el ‘Champións’ de los antecedentes judiciales, le figuran antecedentes por 18 delitos, discriminados de la siguiente manera.

Ocho por hurto calificado, seis por porte ilegal de armas, dos por concierto para delinquir, una por violencia intrafamiliar y otra más por abuso de confianza.

En este momento gozaba de detención domiciliaria, lo cual no fue óbice para continuar delinquiendo.

El delincuente y su frondoso prontuario fue llevado a la URI para una nueva judicialización.

Compartir