Tras el fallecimiento de dos personas por consumo de alcohol adulterado en el municipio de Soledad, la secretaría municipal de Salud abrió una investigación para determinar con exactitud cómo ocurrieron los hechos y si más personas pueden haber consumido la misma bebida.

“Lamentamos la muerte de estas personas y al tiempo hacemos el llamado a toda la comunidad a seguir las recomendaciones establecidas para evitar que estos casos sigan ocurriendo: revisar el etiquetado de las bebidas alcohólicas, comprar en lugares reconocidos y estar atentos a los síntomas”, dijo el secretario de Salud encargado, Javier Cabarcas.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Hugo Santander Saumeth, de 65 años, y Germán Enrique Martínez Borja, de 53 años. Los hechos se produjeron en el barrio Porvenir de Soledad.

El funcionario explicó que un equipo interdisciplinario está al frente de la investigación, contactando a los familiares de los fallecidos y revisando la información pertinente para la configuración y definición de lo ocurrido.

Según información entregada por el coordinador médico de la Clínica Porvenir, Hubert Flórez, los dos pacientes fallecidos ingresaron a esta institución de salud ayer, 3 de enero, a las 6:00 de la tarde y a las 8:45 de la noche, presentando síntomas asociados con intoxicación por metanol.

El galeno también indicó que una tercera persona ingresó al centro de salud este lunes 4 de enero y se encuentra recluida en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Se trata de Arjadis de Jesús Caballero Peña.

El Secretario de Salud encargado de Soledad amplió las recomendaciones para prevenir las intoxicaciones por bebidas alcohólicas adulteradas con metanol:

-Comprar en lugares reconocidos o adquirir las bebidas alcohólicas en sitios confiables. No comprar licor en ventas ambulantes.

-Revisar la botella o empaque verificando que los sellos y bandas de seguridad no hayan sido manipulados y que las estampillas y tapa estén en buen estado.

-En caso de que el envase sea de cartón con cubierta interior en aluminio se debe revisar que las pestañas estén bien pegadas.

-Verificar que el rotulado contenga, entre otra información, el registro sanitario (no es válido el registro sanitario en trámite), así como que el lote sea claro, visible y legible. No debe presentar enmendaduras, sobre escrituras o impresiones defectuosas. También debe tener el nombre y ubicación del fabricante y la graduación alcohólica.

-Revisar la etiqueta, verificar que sobre ella no existan rótulos superpuestos, con enmiendas o que sean ilegibles. -Al pasar el dedo por ella si esta destiñe, se borra, o despega fácilmente, se debe rechazar el licor y denunciar el hecho.

-Verificar las características externas del envase como la tapa, banda de seguridad, sistema de cierre intacto y la etiqueta.

-Desconfiar si el licor que va a comprar tiene precio muy inferior al del mercado.

-Después de consumir el licor se debe destruir el envase, la tapa y el dosificador.

-Si al ingerirlo se presentan síntomas como visión doble, dolor de cabeza o mareo, se debe evitar la automedicación. La recomendación es dirigirse inmediatamente al médico y guardar el resto de licor que se consumió para su posterior análisis.

-Recordar que está prohibida la venta o consumo de bebidas alcohólicas a menores de edad.

-Avisar lo antes posible a las autoridades competentes cualquier hecho irregular en relación con estas alertas.

Compartir