El concejal de Barranquilla, Ramón Ignacio Carbó Lacouture afirmó hoy que el principal aporte que como adultos les podemos brindar al desarrollo de nuestros niños es conseguir que Barranquilla sea una ciudad segura, incluyente, respetuosa y con oportunidades.

Durante el evento de celebración del mes del Niño que el concejo realizó en el recinto de la corporación, Carbó Lacouture reiteró que “si queremos garantizar el derecho que tiene nuestros niños a vivir en un entorno seguro, tenemos que empezar por garantizar el derecho de las madres a no ser agredidas al interior de sus hogares”.
“Tenemos que respetar y promover el derecho que tiene nuestros niños a vivir en un entorno seguro, en el cual no haya ese tipo de violencia intrafamiliar que está empujando a nuestros niños a las calles”, indicó.

El concejal Carbó también reiteró en la necesidad de que todos los sectores trabajemos para hacer de Barranquilla “una ciudad más amigable e incluyente, producto de un trabajo articulado que les brinde a nuestros niños las oportunidades que ellos se merecen”.

“Lo primero que debemos pensar los barranquilleros es brindarles a nuestros niños una mejor calidad de vida que les garantice un óptimo bienestar para que alcancen un desarrollo integral y multidimensional”, indicó Carbó al recordar que durante la discusión de la política de primera infancia aprobada por el concejo por iniciativa suya fueron incluidos temas relacionados con la inclusión.

Carbó también recordó que, en otro proyecto aprobado por el concejo, en el cual se crea la red distrital de bibliotecas, también logró que fueran incluido que estos establecimientos cuenten con la infraestructura que garantice una adecuada accesibilidad para las personas con limitaciones físicas.

Compartir