Barranquilleros y antioqueños disputaron un duelo muy táctico que quedó debiendo en cuanto a emociones. Viera y Cuadrado respondieron en los momentos justos.

Junior de Barranquilla y Atlético Nacional no se hicieron daño e igualaron sin goles en el estadio Metropolitano, en el que previamente, pintaba como uno de los partidos más atractivos e interesantes de la fecha 15 de la Liga Águila.

Fue un juego de dominio alterno, en el que la táctica estuvo muy presente durante los 90 minutos y en el que los equipos, en especial Nacional, tuvieron orden y mucha concentración para bloquear los ataques rivales. 

En el primer tiempo, las opciones de gol fueron realmente escasas. Junior salió con la intención de manejar la pelota y encontrar los espacios para hacer daño, pero los antioqueños estuvieron muy bien en fase defensiva, sobre todo en los retrocesos para evitar las salidas rápidas de los barranquilleros.

La opción más clara de la primera parte la tuvo el Junior sobre el minuto 38, luego de una buena incursión de Teófilo por zona derecha, que centró el balón por el piso al área visitante y justo cuando Luis Díaz se disponía a mandarla al fondo, Helibelton llegó para salvar.

Para el segundo tiempo, el equipo dirigido por Pablo Autuori salió con una dinámica totalmente diferente. Se hizo dueño del balón y de las acciones, arrinconando a un equipo tiburón que no encontraba respuesta ni salida a la presión.

En 5 minutos de la segunda parte, Nacional ya había llegado dos veces: primero en el minuto 48 Omar Duarte llegó al área tras luchar con los centrales y quemó las manos de Viera. Tan solo dos minutos más tarde, Candelo sacudió con pierna derecha y el uruguayo volvió a responder de gran manera.

Compartir