La empresa Air-e dijo este jueves que, a pesar del esfuerzo de las autoridades, persiste la problemática del robo de cables de energía en diferentes sectores del Atlántico y que en esta oportunidad también se presentó en el puente de Calamar, que une a este departamento con Bolívar

“Delincuentes hurtaron 700 metros de redes eléctricas a dos kilómetros del puente de Calamar, a la altura de la finca La Esperanza, en jurisdicción de Suan. Este hecho delincuencial afectó el servicio de energía al casco urbano y rural de Santa Lucía. Adicionalmente durante el robo fueron afectados dos postes”, dice el informe de Air-e.

Agrega que, mientras tanto, en la vía que comunica al sector del El Vaivén-Tubará, por la finca Villa Ángel, fueron hurtados 300 metros de cable, afectando el servicio de energía en el municipio de Tubará.

Sobre el particular, el Gerente de Air-e en el Atlántico, Ramiro Castilla Andrade, rechazó estos dos hechos delincuenciales que afectan la normal prestación del servicio de energía.

“Insistimos en la importancia de reportar oportunamente a las autoridades cualquier tipo de manipulación para acabar con este delito que pone en riesgo la prestación del servicio y la vida de las personas”, dijo Castilla Andrade.

Finalmente señaló que estos hechos deben denunciarse a la Policía Nacional y así acabar con las bandas delincuenciales dedicadas al hurto de redes.

Compartir