Premio a la excelencia académica.

Por noveno año consecutivo Combarranquilla otorgó a seis jóvenes de esta capital la Beca Progreso, que premia la excelencia académica de los estudiantes afiliados a esa caja de  compensación en el departamento del Atlántico.

Los jóvenes cuya vida ha estado basada en el esfuerzo y dedicación son: Valentina Espitia quien cursará Geología; Emily Villa, Ciencias Políticas y Gobierno; Gabriela Lozano, Negocios Internacionales; Joel López, Contaduría Pública y Mariana Fonseca, Arquitectura.

“El Programa Beca Progreso es un reconocimiento a la excelencia de jóvenes destacados. Durante nueve años hemos estado entregando felicidad a las familias afiliadas y es nuestro compromiso multiplicar esta oportunidad que a la fecha ha beneficiado a 70 jóvenes, quienes han podido acceder a la educación superior y empezar a consolidar sueños”, expresó Ernesto Herrera Díaz Granados, director de Combarranquilla.

Los estudiantes aplicaron a través de una convocatoria en la que se tiene en cuenta como requisito principal, ser hijos de trabajadores afiliados a la caja de compensación, el rendimiento académico de los dos últimos años del bachillerato y el resultado de las pruebas Icfes.

“La Universidad del Norte agradece a Combarranquilla por creer y confiar no sólo en la universidad, sino en el talento de los jóvenes bachilleres que acceden a la educación superior. Contar con un aliado tan grande con un alto sentido social y humano nos llena de orgullo”, afirmó Catalina Ruiz, Jefe de Financiamiento Estudiantil de la Universidad del Norte.

Panel de experiencias:

La jornada se desarrolló a través de un panel, espacio en el que participaron becarios, funcionarios de Combarranquilla y papás de los jóvenes. La actividad permitió conocer en diferentes momentos cómo habían recibido la noticia los becarios, expectativas con las carreras próximas a cursar y así mismo la proyección a futuro.

“Este es mi gran sueño, hoy lo estoy cumpliendo”; “La beca representa el inicio de una carrera que quiero llevar a nivel internacional”; “Los sueños sí pueden cumplirse y agradezco a Combarranquilla por esta oportunidad”; “Sin esta oportunidad no creo que hubiese podido estudiar”, estas fueron alguna de las frases que expresaron los jóvenes talentosos.

Por su parte Gabriela Lozano, una de las becadas asegura que ingresó los documentos el último día de la convocatoria con la esperanza de adquirir la beca. “Cuando recibí la noticia no podía creerlo, no porque dudará de mí, sino porque no pensé que esto le pasará a personas del común. Siento una alegría inmensa por mí y por mis padres. Estudiar y comprometerse con lo que se quiere es la base de todo”, afirmó.

Para seis familias, la oportunidad de crecimiento ha llegado. El acceso a la educación superior, de ser un sueño, pasó a ser una realidad.

“Como padre sabes que esta oportunidad es grande y de total crecimiento. Es un sueño no sólo para mi hijo, sino para mi familia. Siempre estaré agradecida con Combarranquilla por entregarnos esta felicidad”, señaló Martha Rodríguez, madre de Joel López.

Con la entrega de la Beca Progreso de Combarranquilla, los jóvenes favorecidos empiezan a partir de este momento a abrirse a nuevos entornos, siendo esta la oportunidad para alcanzar metas profesionales, adquirir crecimiento personal, enfrentar retos y consolidar sueños.

 

Compartir