Un familiar del menor dijo que se encuentra recuperando en una clínica de Santa Marta y que nunca fue trasladado a Barranquilla como se dijo en redes sociales.

Leonardo Melo, familiar del menor de 13 años que resultó herido en el accidente entre la ciudad de Santa Marta y el corregimiento de Gaira, Magdalena, dijo que el joven se encuentra recuperando en la Clínica Cehoca, donde fue trasladado desde la clínica Bahía de la capital del Magdalena.

“El cirujano nos dice que el niño está bastante recuperado, que sigue mostrando la buena intención de seguir adelante”, dijo el señor Melo a Emisora Atlántico de Barranquilla.

Indicó que es mentira que el joven, quien tiene politraumatismo en su cuerpo, no salió de Santa Marta, y que lo se hizo fue el trasladado de una clínica para otra, pero en la misma ciudad.

 “Hicimos la gestión para que fuera trasladado a la Clínica Cehoca, porque en la Bahía no había camas UCI pediátrica. Allí nos abrieron las puertas y hoy en la mañana nos dan la buena noticia de que el niño sigue avanzando muy bien. Para la gracia de Dios hemos encontrado un apoyo en el personal de esa clínica”, sostuvo el señor Melo.

Reiteró que el niño nunca fue trasladado a Barranquilla. “Lo teníamos en la Clínica Bahía, pero fue trasladado a la Cehoca porque acá no había camas UCI para niños. Además, estaba llena porque allí se atienden todos los accidentes que se presentan en el Distrito y como no había camas UCI se trasladó a la Cehoca, donde está ahora. No fue trasladado a Barranquilla”.

Con este testimonio también descarta que el menor de 13 años haya muerto como se ha dicho en distintas redes sociales.

Como se recordará, en la madrugada del lunes 13 de septiembre de 2021 a la altura del puente viejo de Gaira (jurisdicción de Santa Marta DTCH), se presentó un accidente donde fallecieron seis personas y el joven de 13 años quedó herido.

Los fallecidos en el accidente respondían en vida a los nombres de Rafaela Petit, María Camila Martínez, Laura Valentina de Lima, Juan Diego Alzate y los hermanos Camila y Lenoir Romero.

Compartir