En el centro de servicios judiciales de Barranquilla finalizaron las audiencias preliminares de legalización de captura, imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento en contra de dos sospechosos de cometer hurtos de carros de gama alta en Barranquilla.
La Juez Catorce Penal Municipal con Funciones de Control de Garantías acogió la sustentación de la petición realizada po la fiscalía 32 seccional, y dictó medida privativa de la libertad en centro carcelario en contra de Jefrey Alirio Gómez Haad, alias ‘Cigarra’; y Danián Fernando Ramírez, alias ‘Oso Danián’.

La juez consideró que en esta etapa las autoridades no cuentan con suficientes pruebas para dictar alguna medida privativa en contra de Patricia Milena Dorado Torres, alias ‘Paty’, quien quedó en libertad de inmediato, pero, sigue vinculada a la investigación por los delitos imputados.

Según las autoridades, han participado en más de 25 hurtos de vehículos, Mazda, Mazda 3, Toyota Fortuner, Toyota TXL, Renault Duster, Renault Logan entre otras marcas y modelos de gama baja y alta.

Este medio conoció que posiblemente los sospechosos hurtaban carros de gama baja que eran utilizados para transportarse y después de cometer hurtos a carros de gama alta los abandonaban en cualquier punto de la ciudad.

El valor en el mercado negro, de un carro robado, no supera los 5 millones de pesos, pero, la persona a la que le descubran en tenencia o propiedad de un hurto deberá ser judicializado por el delito de receptación.

Para las autoridades, inicialmente operaban en el cuadrante comprendido desde la carrera 30 (Porvenir) hasta la carrera 38 (Avenida Los Estudiantes) y desde la calle 67 (Junín) hasta la calle 45 (Avenida Murillo), pero para evadir las investigaciones de los sijines se trasladaron de vivienda hasta el sector comprendido de la carrera 8 y barrios a sus alrededores, desde la calle 45 (Avenida Murillo) hasta la calle 30 (Avenida Boyacá).
Los investigadores presumen que los sospechosos cometían los atracos entre las 7 y las 10 de la noche, tras hacer seguimiento a las victimas hasta su lugar de destino en los barrios Santuario, La Magdalena, San Felipe, Lucero, Recreo, Delicias, donde eran abordados e intimidados con armas de fuego para despojarlos de los vehículos.

Este medio conoció que en poco tiempo esta banda estaría desvertebrada gracias a uno de los capturados quien habría negociado con las autoridades algunos beneficios a cambio de revelar las identidades del resto de la banda, devolver algunos vehículos y otros detalles como, los sitios donde guardan los carros.

Compartir